A+ A A-
Boletín oficial de la Provincia Acceso Oficina Virtual guadalinfo

Nuestros orígenes

Alcóntar se constituyó como municipio independiente a finales del siglo XIX, aunque los primeros pobladores llegaron al pueblo en el siglo XVI, con los caballeros de Don Juan de Austria, presencia que ha quedado reflejada en un poema, de tradición oral, que narra la toma del pueblo por las tropas de este noble, y que ha perdurado en la memoria oral de los habitantes del pueblo:

Caballeros de la historia, jinetes de las mesnadas que lavaron sus heridas en las cristalinas aguas de estos barrancos agrestes con puñales de pizarra.
Vinieron al río Almanzora, haciendo historia de España los caballeros del Rey, a caballo y con armas, según las crónicas cantan, atravesando estas tierras con banderas de esperanza.
¡Toda la plana mayor del General Don Juan de Austria!. Antes lo hicieron los Reyes Fernando e Isabel la Santa, luchando por conseguir toda la unidad de España.

         Como es sabido, en la Sierra de los Filabres existen numerosos afloramientos de agua, entre barranqueras yalamedas, en los que sobreviven numerosos restos de antiguos poblamientos, cortijadas y aldeas, que hoy resultan ideales para llevar a cabo una práctica muy de moda, el turismo rural y el senderismo.
Alcóntar es un pequeño pueblo de calles serpenteantes con numerosas encrucijadas, que nos llevan a la pequeña plaza del pueblo, circular, en la cual se encuentra el Ayuntamiento y donde podemos encontrar una fuente, muy conocida por los lugareños, en la que se puede disfrutar de unas frescas y cristalinas aguas que antaño procedían del arroyo del Sauco.
La gente que habita este pueblo es sencilla, con costumbres de vida naturales, muy apegada a su tierra y a las tradicionales labores agrícolas y forestales; de él, lo que más atrae al viajero es su tranquilidad y la intimidad y sosiego que transmite el encontrarse en un valle circundado por montañas, que posee un clima tan privilegiado.

 

Bandera y Escudo (Ver)

 


Volver Arriba